Mosel, el edén del vino blanco!

Los romanos, hace ya 2.000 años, introdujeron el cultivo del vino en los espectaculares meandros del valle del río Mosel. Hoy en día es una región especialmente conocida por sus excepcionales vinos blancos elaborados con la variedad reina: la riesling.

El microclima del valle y sus abruptas laderas de pizarra de la era Devon, formadas hace 250 millones de años, aportan al vino un carácter fresco y afrutado con elegantes matices minerales.